Colegio de periodistas 

 

Aprende a redactar correctamente

Para muchos las actividades relacionadas a la redacción y la ortografía suelen ser serios dolores de cabeza, sin embargo, para otros, esto puede convertirse en un hobbie o pasatiempo, o en una forma de escapar de la realidad. Sea cual sea tu caso, la redacción deberá ser uno de los aspectos más importantes de tu vida, si deseas iniciar en algún trabajo relacionado con la escritura.

Como dicen por ahí, las personas son lo que reflejan en su forma de escritura, es decir, la forma de escribir de cada uno de los seres humanos indica cómo es su personalidad. Por ello, es importante que tomes en cuenta a esta actividad como algo muy serio, y no solo como una norma.

Inicia con tu ortografía

Para aprender a redactar correctamente deberás iniciar por tu ortografía, tendrás que pensar en qué tan bien o grave está, qué tan fácil se te dan los acentos o signos de puntuación, si recuerdas con cuáles letras se escriben las palabras y con cuáles se convierten en absolutos errores ortográficos. Si tu caso es digno de urgencias, deberás empezar a leer libros de gramática, memorizarte algunas reglas básicas y practicar.

Por el contrario, si tu ortografía es impecable, podrás continuar con los pasos e ir directamente a la redacción. Lo más importante de esta etapa es tener claro sobre qué quieres escribir. Deberás pensar cuáles temas te motivan más, cuáles te gustan leer y cuáles no. Teniendo esto claro podrás darle rienda suelta a tu inspiración y creatividad.

Sigue una estructura clave

Escoge el método de escritura que prefieras: a mano o a computadora. Disponte a escribir sobre el tema que hayas seleccionado pero continuando con la siguiente estructura: introducción, cuerpo y cierre. El primer elemento, la introducción, te ayudará a informarle a tus lectores de qué tratará la lectura, en él deberás responder a cinco preguntas clave: qué, cuándo, cómo, por qué y quiénes.

Seguidamente llegarás al cuerpo del texto, donde desarrollarás de forma amplia tus ideas, ofrecerás información clave y explicarás todo lo que haga falta para que el lector no tenga dudas sobre tus palabras. En esta parte podrás inspirarte total y completamente, déjate llevar y escribe todo lo que haga falta. Luego, si observas que fue demasiado, podrás resumirlo.

Finalmente llegarás al cierre o conclusión del texto, en él tendrás que ir ofreciendo frases concluyentes que finalicen tu idea. Así podrás despedirte de tus lectores y habrás acabado el texto.

Speak Your Mind