Colegio de periodistas 

 

Calderas de condensación

Las calderas de condensación forman parte de los sistemas de climatización más eficientes del mercado, ya que sus características de sostenibilidad y rendimiento la hacen una de las opciones más recomendables.

Lo que las hace especiales es su funcionamiento. Estas calderas utilizan el calor latente del vapor de agua, producido por la combustión de los gases, que pasa a estado líquido liberando una mayor cantidad de energía que el resto, lo que se traduce en un mayor rendimiento y ahorro de energía.

Son varias ventajas de las que podremos disfrutar con este tipo de calderas:

Ahorro económico

Sí que es verdad que el desembolso inicial para comprar una caldera de condensación es mayor que otras, pero esto se compensa en la factura de gas con un menor consumo de energía.

Eficientes

calderas-de-gasEl nivel de consumo de combustible es mucho menor en una caldera de condensación, gracias a que estas trabajan a baja temperatura.

Sostenibles

Este tipo de calderas aprovechan mejor la mayoría de los gases de la combustión, reduciendo la emisión de CO2 al medio ambiente.

Integración

Las calderas de condensación son fieles compañeros de las energías renovables, los sistemas híbridos y las bombas de calor, ya que obtienen muy buenos resultados para satisfacer la demanda de calefacción y agua caliente sanitaria en casa. Además, las calderas de condensación son las más adaptadas a la nueva normativa de ErP y etiquetado energético (ELD) gracias a su alta eficiencia energética y un mejor comportamiento medioambiental.
Tome una buena decisión si va a sustituir su vieja caldera de gas, o tiene la intención de aprovechar el bajo coste de este tipo de combustible para calentar su vivienda en los días días de frío invierno, aunque el coste de instalación pueda ser algo más elevado esto se compensa con las primeras facturas de su suministrador de energía.

Speak Your Mind

*